CÓMO SALIR RENOVADO DE UNA CRISIS

Ten actitud positiva. – reprobar más de una ocasión la misma materia, tener que abandonar la escuela, perder el empleo, ser víctima de un robo, tener un accidente, sufrir la muerte de un ser querido, etc., son eventos traumáticos que nos hacen tener pensamientos negativos, fatalistas, catastróficos; “esto fue lo peor”, “nunca serán igual las cosas”, “ya estoy viejo para que me contraten”, con esta materia nunca he podido”, etc.

Mentalízate en positivo, lo puedes hacer porque eres una fábrica de pensamientos; levántate cada mañana pensando en positivo: “me irá bien”, “tendré éxito”, “lo volveré a intentar”, etc.

Mejora las relaciones con tu familia. –  Para convivir armoniosamente en un mundo cada vez más complejo, es importante renovar vínculos con tu pareja y con tus hijos, son los que están contigo cuando pasas por cualesquier crisis; comienza preguntándote ¿en que puedo involucrarme más para que ellos sientan mi apoyo?, ¿qué es lo que hago y no les gusta?

Formar una familia funcional en la que todos se sientan orgullosos. Que la meta sea una relación estable mediante amor, empatía y tolerancia.

Reconstrúyete. – ¿dejas proyectos a medias?, ¿eres conformista?, ¿tu carácter es débil?, ¿postergas?, ¿eres emocionalmente dependiente?, ¿te falta iniciativa?, ¿eres de escaso compromiso?, etc. Identifica áreas para hacer una reingeniería personal. Desecha tus malos hábitos y comportamientos inadecuados, y sustitúyelos, por otros que fortalezcan tu renovación personal.

Las crisis nos empujan a estar más fortalecidos, invierte en tu mejoramiento personal.

Ponte en acción. – Cuando las cosas no van bien, surgen ideas para proyectos como: concluir la universidad, hacer una especialidad, invertir en publicidad, tener un socio, enmendar una amistad, mejorar nuestra relación de pareja, etc., pero cuando las cosas se componen, esto queda solo en una buena idea, y jamás las realizamos porque “ya no hay necesidad”. Retoma esas ideas, si aparecieron en la crisis, es porque eran necesarias. Convierte tu idea en proyecto, y da el primer paso para conseguirla.

No te esperes a vivir una crisis, adelántate y haz cambios; reinventarse es una facultad que está en ti.

 

Psic. Gabriel Bello

gabrielbellom@me.com

Deja un comentario