Hábitos para un eficaz regreso a clases

Habito #1. Poner atención a la clase

Atención es el primer eslabón de la cadena de aprendizaje, seguido de concentración, comprensión, retención y evocación. En pocas palabras te digo si no atiendes no aprendes.

En el salón hay una cantidad importante de distractores: tus compañeros, los ruidos ambientales, lo que alcanzas a ver a través de las ventanas, los olores, el clima, y hasta tus propios pensamientos son distractores. Necesitas mucha fuerza de voluntad para fijar tu atención en la clase y conseguir el propósito de ir a la escuela, el de aprender. Si pones atención, necesitarás muy poco tiempo a la hora de estudiar.

Habito #2. Tomar apuntes

Hay varias teorías en relación a tomar apuntes o registros gráficos durante las clases, uno de ellos asegura que cuando tomas apuntes, se procesa mejor la información y ayuda a retener por más tiempo lo que acabas de escuchar.

Yo me quedo con una teoría más simple pero muy importante, cuando registras en tu cuaderno o en tu tableta lo que el maestro apunta en el pizarrón, o lo que está diciendo en la clase y qué te parece importante, a la hora de estudiar o hacer la tarea, es como si tuvieses un maestro particular a tu lado.

Los apuntes te recuerdan aspectos clave de la clase y con ello se fortalece la concetración y la memoria.

Habito #3. Participar en clase

Cuando participas, aumentas tu nivel de involucramiento en el tema de la clase, pones más atención y mejoras la comprensión.

Sólo que participar requiere mucha confianza y seguridad en si mismo y en los conocimientos que se tienen, por eso muchos prefieren no hacerlo porque no se quieren exponer a la crítica de los demás.

Habito #4. No quedarse con dudas

A la hora de hacer tu tarea o estudiar para el examen, las dudas son un obstáculo enorme que no te permite tener un aprendizaje eficaz. Ante cualquier duda, anímate a levantar la mano y preguntar en ese momento.
Muchos estudiantes no quieren evidenciar que no entendieron porque tienen miedo a quedar en ridículo, el miedo a las burlas de sus compañeros es mayor que la necesidad de resolver sus dudas.

Si ya no tuviste oportunidad de preguntar a la hora de la clase, puedes resolver tu duda preguntando en el grupo de WhatsApp o buscando la respuesta en Internet.

Hábito #5. Tener hábito al estudio

El hábito al estudio mejora el rendimiento académico, y es considerado la mejor herramienta que puedes tener los años que iras a la escuela. Estudiar mediante un hábito, disminuye el estrés y asegura el cumplimiento en tiempo y forma de tus tareas escolares.

Para desarrollar el hábito al estudio, debes hacer tus tareas a la misma hora, en un lugar fijo y en un horario que te permita realizar tus demás actividades. Si estás en primaria 60 minutos, si estás en secundaria o preparatoria 90 minutos y para los universitarios la carga académica te lo ira exigiendo.

En otras palabras, misma hora, mismo lugar y de lunes a viernes para realizar tus tareas, leer o repasar apuntes y estudiar para el examen.

Habito #6. Dormir mínimo ocho horas

Descanso adecuado permiten que el cuerpo y el cerebro se recuperen y estén listos para la dinámica de un nuevo día; dormiste bien mejora tu rendimiento en general. Cuándo descansas lo necesario, estás más alerta y más tiempo en tu modo de atención, se mejora la comprensión y la concentración, las decisiones son mejores y fluyen las ideas, no está somnoliento en clase.

Evita por lo menos 30 minutos antes de dormir, aquellas actividades que mantienen alerta o activo tu cerebro y como son los videojuegos y las pantallas.

Psic. Gabriel Bello
www.psicologogabrielbello.com

Deja un comentario